sexta-feira, 24 de março de 2017

Vallejando





















Vallejando

Caminhar rumo ao inalcançável
sem ranço
sem cansaço
sabendo que nunca se está
em si mesmo
o eu
habita desastres
em qualquer parte
a esmo
mil âncoras lançadas
atrás da porta aos pedaços
atrás da qual a rua suspeita
atrás da qual flutua
o horizonte em desmonte
atrás do qual
uma fila de palavras
em asfixia
suspensas em abismo
sacodem a poeira
de tudo o que passa
atrás de algo
que escapa
por uma fração de sílaba.


Donde nunca llegaremos

César Vallejo

Donde, aún sin nuestro pie
llegase a dar por un instante
será, en verdad, como no estarse.

Es ese un sitio que se ve
a cada rato en esta vida,
andando, andando de uno en fila.

Más acá de mí mismo y de
mi par de yemas, lo he entrevisto
siempre lejos de los destinos.

Ya podéis iros a pie
o a puro sentimiento en pelo,
que a él no arriban ni los sellos.

El horizonte color té
se muere por colonizarle
para su gran Cualquiera parte.

Mas el lugar que yo me sé,
en este mundo, nada menos,
hombreado va con los reversos.

-Cerrad aquella puerta que
está entreabierta en las entrañas
de ese espejo. -¿Esta? - No; su hermana.

-No se puede cerrar. No se
puede llegar nunca a aquel sitio
-do van en rama los pestillos.

Tal es el lugar que yo me sé.

Cica dos oitis

Cica dos oitis      Um contrassamba para Hélio Oiticica O sol cica dos oitis seca redundância um gole de parangolé pin...