domingo, 5 de fevereiro de 2017

Poesia chicana




POESÍA CHICANA


La poesía chicana contemporánea se escribe principalmente en el suroeste de los Estados Unidos de Norteamérica, es decir, en Texas, Nuevo México, California, Arizona y Colorado. Casi todos los poetas son de ascendencia mexicana y por lo mismo escriben tanto en español como en inglés o en ambos idiomas simultáneamente. La poesía escrita del todo en inglés, dentro del precario interés editorial norteamericano por esta literatura, es la más conocida a causa de su más cómodo mercado en un país predominantemente anglófono. Es bastante difícil conseguir los libros de poesía chicana escrita en español. La mayoría de ellos han sido publicados por casas editoriales muy pequeñas para competir con los monstruos libreros de ese país. Esta situación ejemplifica el coloniaje a que está sometida la cultura chicana y el chicano mismo, así como la necesidad de elaborar selecciones que hagan más accesible al público general la expresión poética en lengua castellana. Sin embargo, a pesar de que hay alrededor de treinta antologías de literatura chicana, únicamente son dos las que parcialmente han reunido la poesía que nos ocupa. Una es El espejo / The Mirror (1969 y 1972) y Festival de Flor y Canto: An Anthology of Chicano Literature (1976). Ambas antologías dedican una sección, dentro de la literatura chicana global, a la poesía tanto en inglés como en español. 

La presente antología intenta mostrar al público mexicano un panorama mínimo de las preocupaciones, tendencias y temas palpables en la poesía chicana escrita en español. En ella se encuentran poetas totalmente convencidos de la función política, social y militante de la escritura. Tal es el caso de Ricardo Sánchez y Lalo Delgado, originarios de El Paso. Sánchez es un ex presidiario que ha desarrollado con gran libertad verbal temas principalmente relacionados con los “barrios” urbanos y los fundamentos de una cultura chicana. Según él la esencia de la poesía chicana es necesariamente política, a causa de la tensión constante exigida al chicano por la presión e influencia de los predominantes valores de la cultura anglosajona. Lalo Delgado más o menos acepta la línea de Ricardo Sánchez, aunque no comparte su intransigencia. En sus libros más recientes Lalo ha señalado que si el movimiento chicano quiere sobrevivir, precisará abrirse a ideologías no-chicanas. Él ya no acepta más el original slogan movimientista: “Dentro de la Raza todo, fuera de la Raza nada.” Lalo escribe aparentemente con el descuido propio al habla de los trabajadores agrícolas migratorios de los Estados Unidos, cuyo mundo intenta presentar. 

La actitud política no está ausente en ninguno de los poetas restantes, pero nunca adquiere en ellos exclusividad. Ellos, además de la política, tienen otras preocupaciones. 

La inquisición histórica y nostálgica de las raíces propias es un tema frecuente en la poesía chicana toda. A los poetas interesa hacer ver la familiaridad del pueblo chicano con la historia y cultura de México, de España y de Tenochtitlán. Se sienten especialmente atraídos por algunos aspectos y símbolos de la cultura náhuatl. Así Rafael Jesús González y Alurista exaltan lo azteca en casi todas sus poesías. El primero es un profesor universitario de filosofía que gusta de la precisión y la sutileza al escribir. El segundo experimenta continuamente técnicas poéticas diversas, pero siempre las acompaña con una rítmica fusión del inglés y el español. 

Sergio Elizondo tiene decidido sabor costumbrista, acompañado frecuentemente de humorismo. Sus escritos son un viaje sutil y profundo por la vida chicana de antes y de ahora. 

Aristeo Brito, Tino Villanueva y Javier Gálvez escriben poemas de temática más universal. Brito se preocupa por los problemas concernientes a Dios, el diablo y el tiempo, casi siempre enmarcados en el infernal calor de su querido Presidio, Texas. Tino Villanueva muestra diversas facetas del tiempo y la duración, mientras que Javier Gálvez reflexiona sobre el proceso de la escritura. 

Los poetas chicanos están legítimamente orgullosos de las peculiaridades lingüísticas de su español, las cuales no siempre se conforman a las normas del español escrito en otras partes del mundo hispánico. En su lucha por adquirir identidad propia, ellos consideran el idioma algo esencial. Por tales razones de respeto elemental se transcriben aquí los textos de los poemas con estricta fidelidad a los originales. La traducción de los fragmentos en inglés de algunos poemas se da en la nota correspondiente; no podía hacerse dentro del texto del poema sin destruir su autenticidad. 

FERNANDO GARCÍA NÚÑEZ
Departamento de Literatura
Universidad de Texas em El Paso


Hull K'iin (rayo de sol) - Adelia Sayeg






















ANTOLOGÍA POÉTICA


ALURISTA
(Alberto Baltazar Urista Heredia)


En el barrio

en el barrio
‒ en las tardes de fuego
when the dusk prowls (1)
en la calle desierta
pues los jefes y jefas
trabajan
‒ often late hours
after school
we play canicas
in the playground
abandoned and dark (2)
sin luces
hasta la noche
we play canicas
until we grow
to make borlote
and walk the streets
con luces
paved ‒ with buildings (3)
altos como el fuego
‒ el que corre en mis venas
______

1 cuando la oscuridad merodea
2 con frecuencia a deshora/ después de la escuela/ jugamos canicas/ en el patio/ desierto y oscuro
3 jugamos canicas/ hasta que crecemos/ para hacer borlote/ y recorrer las calles/ con luces/ pavimentadas ‒ con edificios


Nal (mazorca) - Adelia Sayeg




















RICARDO SÁNCHEZ


Oye, pito, ésta es la vida bruta de un boy

(Fragmento)

mis tierras eran
nuevo méxico, colorado,
california, arizona, tejas,
y muchos otros senderos,
aún cuando la luz existía
sonrientemente
en las palabras
de mis antepasados...

era entonces hombre,
maduro y sencillo
como los cerros y los peñascos,
y mi cultura era el atole,
el chaquehue, y los buenos días;
mi idioma cantaba
versículos
por los cañones
de tierra roja
y tierra amarilla...

Hoy sí, hoy ya no soy
mejicano ni hispano
ni tampoco americano,
pero soy ‒ y bien lo siento ser ‒
una sombra del pasado
y un esfuerzo
hacia el futuro...


Catarsis - Pilar Hinojosa
















RAFAEL JESÚS GONZÁLEZ


El eclipse

Luna roja ‒
luna muerta ‒
luna ciega ‒
amarga y gris ronda,
flor de ceniza de cigarro,
amor tuerto con cicatriz en la mejilla
te vi obscurecer;
te vi apagar tu mirada fría
y luego sonrojarte al ver mi pensamiento. ‒
Dime luna roja ‒
luna muerta ‒
luna ciega
si mi vivir es un eclipse de la tierra.


Kaak Naab (mar) - Adelia Sayeg
















TINO VILLANUEVA 


Escape

A mi abuelo, Mauricio “Güicho” Ríos,
Lampasos, Nuevo León, México (1882)
San Marcos, Texas (1963).


su invisible cuerda.
el tiempo: de sol a sol mi abuelo
lo ignoraba.
sin atrasarse metía sus dedos ágiles
entre
los tictacs desmayados,
cada tornillito tenía su lugar.
oscilación. movimiento. precisión.

isócronos muelles
al compás de sus muñecas;
con perfección redonda echaba a andar
las manecillas.
la lupa sobre un ojo ‒ magnificación
de un segundo; el escape a cuestas,
el cristal por donde se filtraban
más claro los tictacs.
puntualmente: ‒¿qué hora es? ‒ me preguntaba.

hasta que un día en punto
(en cosa de un instante)
desgastadas se quedaron
sus muñecas
visibles.

Ahal (despertar) - Adelia Sayeg



















SERGIO ELIZONDO

Murrieta, dos

Vengo de un lado, pa otro voy.
No tengo padres,
como tú, hijo de la Malinche soy.
No vengo de ninguna parte,
a ninguna parte voy; voy.
No soy nadie;
Soy.
No estoy con nadie;
Soy.
Sé quién soy;
Solo,
como el aire de nadie.
En soledad me abrigo,
como en los árboles me escondo
y sólo ellos están conmigo.
De nada vengo.
De nada estoy hecho, por eso soy.
Mis antiguos españoles
no sabían que eran tierra
que con el agua
de la primera chingada, se mezcló.
¿Qué soy?
Dicen que soy Joaquín ‒
Murrieta me llaman.
Me quisieron quitar quien soy.
yo y los que son no morimos;
sólo las páginas de nuestro
cambio de piel
se van.
Yo no maté a nadie, a nada,
ellos se ensartaron solos;
siguen sangrando
cada vez que se acuerdan de mí
El tiempo es el único que sabe
porque siempre está,
ahí
allá
aquí,
Mis chicanos beben el buen vino
de mi recuerdo,
y me llevan
y gritan,
y cuando gritan les abro
todas las puertas de la vida.
Estoy, en el aire y a todas partes
de la creciente Aztlán voy.


Bin K'iin (atardecer) - Adelia Sayeg






















Chicanos

Yo, señor, pues soy Chicano,
porque así me puse yo.
Nadie me ha dado ese nombre,
yo lo oí y lo tengo,
es que ya no soy niño: soy hombre.
Mexicoamericano porque hablando nací,
lengua de la Raza.
Americano por estas otras costumbres
de esta gente.
Tengo dos palabras, español e inglés,
a veces bien, a veces mal,
pero dos, ay se va, pues.
Latinoamericano era hace treinta años,
cuando me daba vergüenza mi cara
negando ser lo que era,
pero ya ve, viejo,
uno cambia, pasa el tiempo, piensa.
Americano de ascendencia española,
¿qué es eso, mano?
Qué largo y vacío suena
pero me cubre la cara.


Zapatos - Huascar Taborga





















ABELARDO DELGADO

El inmigrante

golondrinas cortando betabel,
Americanos de papel,
este México-Americano
o nomás mejicano
que migra con toy familia
a los campos de colorao,
illinois, califa, (4) y michigan
se me hace que no es más que puro gitano.
salmones en el desaije
con un ojo a las colonias
a las cuales muy pronto volverán,
no les voy
a decir porque lo hacen
porque la verdad ni ellos saben,
quizá el cariño a la tierra
mamado de una chichi prieta,
quizá el corazón libre
que dicta la jornada,
aunque el carro esté muy viejo
y la gasolina cara.
turistas sin un centavo
de vacación en nebraska,
aun alabama
es un descanso de tejas.
bumerangas que la mano de dios
por este mundo tiró,
gente buena,
gente honesta,
gente víctima de su necesidad de migrar,
la lechuga o la justicia es lo que van a sembrar.
_____

4 California


Zapatos - Huascar Taborga


















JAVIER GÁLVEZ


Mi barrio

Calles y callejones de mi barrio
Veins and arteries of an organ of the city (5)
Separados de downtown (6)

This is my kingdom (7)
Aquí yo rifo
The walls (8)
Tienen mi placa
O el mío y el de mi chavala
Por Vida
CON
/
SAFOS

The gaba who owns the factory of the corner (9)
Se caldió
Porque puse mi placa
Right on the door. (10)
Hizo mucho pedo
But what the hell,
He comes only during the working hours (11)
Yo vivo aquí,
Mis jefitos y mis carnalitos
Y todos los batos del barrio
They all live here day and night (12)
Éste es nuestro barrio
He may own the factory, (13)
Pero los batos y yo AQUÍ RIFAMOS:
En las calles y callejones
Mi ranfla (14) rifa como carreta de rey
And in los callejones
Los gatos se descuentan
When they hear my footsteps
Because they echo in the callejones
Just as loud as in any other street. (15)

______

05 Venas y arterias de una parte viva de la ciudad
06 El centro
07 Éste es mi reino
08 Las paredes
09 El gabacho dueño de la fábrica de la esquina
10 En la misma puerta
11 Pero ni modo,/ él únicamente viene a las horas de trabajo
12 Todos ellos viven aquí día y noche
13 Él puede ser muy dueño de la fábrica
14 Carro
15 Cuando oyen mis pisadas/ que resuenan tanto en los callejones/ como en todas las calles.



NOTA: Os poemas estão reunidos em uma antologia disponível no site de Periódicos de Poesía, excelente revista eletrônica de poesia editada pela Universidad Nacional Autónoma de México. O endereço éhttp://www.periodicodepoesia.unam.mx


Cica dos oitis

Cica dos oitis      Um contrassamba para Hélio Oiticica O sol cica dos oitis seca redundância um gole de parangolé pin...